Partición de una herencia

En principio, para poder llevar a cabo la partición de una herencia, todos los coherederos deben aceptar o renunciar a sus derechos sobre los bienes. En este artículo destacaremos los casos que se presentan más a menudo para que puedas estar informado.

  • Herencia con testamento

Por lo general, el testador deja declarado de qué manera quiere que se realice la repartición de los bienes o designa a un contador testamentario, quién se encarga de efectuarla.

  • Herencia sin testamento

Es fundamental que todos los coherederos lleguen a un común acuerdo sobre cómo realizar el reparto de bienes. Si se diera de manera diferente y conflictiva, se deberá nombrar a un contador partidor dativo. Mientras el 50% de los coherederos estén a favor de hacer este nombramiento, podrán solicitar a un notario que lo lleve a cabo.

La persona encargada será escogida a partir de una lista de colegiados, que llega anualmente al colegio notarial y a los juzgados y tribunales. Es importante que sean profesionales cualificados en este ámbito. Cada uno de los interesados en la herencia deberán ser citados y estar al tanto del proceso que se esté realizando.

Posterior a esto, el contador realizará el cuaderno particional, que es un documento en donde se determina qué parte de los bienes se le dará a cada uno de los coherederos. Todos expondrán si aprueban la partición y de no ser así, el Letrado de la Administración de Justicia o el notario, será quien lo decida.

Si estás interesado en saber más acerca de la particioón de herencias o necesitas asesoría específica sobre un tema en concreto, no dudes en contarnos. En Estudio jurídico Bretón contamos con profesionales cualificados, que podrán asesorarte ante cualquier inquietud que tengas.