Herencia: usufructo vitalicio

El usufructo es una figura jurídica que explica el derecho a disfrutar de un bien a una persona que no es su dueño y de beneficiarse de su renta. Existen diversos tipos de usufructo y suelen referirse a una cosa en concreta como por ejemplo: inmuebles, acciones o dinero. En esta nueva entrada del blog os explicamos en profundida acerca del usufructo en las herencias.

En una herencia puede concretarse si el usufructo sera temporal o vitalcio, de acuerdo al derecho sucesorio que tenga la persona a la que le corresponda. Por ejemplo una viuda puede heredar en usufructo todo lo que deja su marido, para su uso y disfrute,  hasta que ella muera. Sabiendo que los hijos son los propietarios reales y teniendo en cuenta su parte de la legítima que es obligatoria. También existen otros tipos de usufructo: simple o múltiple, de acuerdo al número de personas que lo disfuten; Universal, si se trata de una sola persona que disfrute todos los bienes; Y propio o impropio, de acuerdo al tipo de bien que se vaya a disfrutar.

Para calcular el valor del usufructo es necesario, y muy importante, tener en cuenta la edad del usufructurario ya que cuanto más edad tenga, menos tiempo tiene de disfrutarlo y para hacer el cálculo se irá descontando un 1% por año, con el límite del 10% del total. Además hay que tener en cuenta la partición del bien y establecer las cuotas de dicha herencia.

Como ya hemos explicado, el usufructo tiene un periodo de finalización y puede extinguirse por varias causas: muerte del usufructurario, renuncia al derecho o destrucción del inmueble, entre otras.

Es importante tener en cuenta que si un bien en usufructo se va a explotar, por ejemplo un local que se va a alquilar, es obligatorio cumplir y pagar el Impuesto de sucesiones.

Cada caso es diferente y en Estudio jurídico Bretón podemos estudiar el suyo de forma particular para buscar la solución más conveniente.